Cargando...
Notas de opinión por Osvaldo Cornide
 
28/12/16 noticia

Las Pyme necesitan que la economía comience a crecer

Tras un año difícil para el comercio, el agro y la industria, los empresarios Pyme esperan que el ciclo de recuperación arranque con el inicio de 2017. Hay algunos indicadores alentadores, pero por ahora son señales aisladas que necesitan consolidarse y expandirse. El sector no resiste más meses de caídas, por eso todos apuestan a la recuperación.
Documento sin título

Tras un año difícil para el comercio, el agro y la industria, los empresarios Pyme esperan que el ciclo de recuperación arranque con el inicio de 2017. Hay algunos indicadores alentadores, pero por ahora son señales aisladas que necesitan consolidarse y expandirse. El sector no resiste más meses de caídas, por eso todos apuestan a la recuperación.

Estamos convencidos de que la economía comenzará a rebotar y en los próximos meses volverá el crecimiento. Las Pyme no resisten otro año más de recesión. Tras un año en el que las ventas minoristas vienen cayendo a una tasa anual promedio de 7 %, en el que la producción manufacturera se redujo 5 %, en el que se estima que cerraron unos 6.300 comercios del país y se perdieron más de 120 mil empleos, los empresarios apuestan a la recuperación.

No hay otra posibilidad, tenemos que comenzar a crecer. Evaluamos como muy positiva la extensión del plan Ahora 12, la propuesta del Ahora 18 y las políticas para fomentar el consumo interno en las que se viene trabajando.

La Pyme dependen del mercado interno, eso es histórico en la Argentina, por eso tenemos que reconstruir el poder adquisitivo para que el consumidor vuelva a ser activo y permita que su gasto se multiplique en ingresos y empleo para todas las familias. Si se recupera el mercado interno, las inversiones llegarán inmediatamente.
Por lo pronto, hay buenas noticias. Se estima que para este fin de año los hogares argentinos contarán con ingresos extraordinarios cercanos a los $ 25.000 millones aproximadamente, como consecuencia de los bonos de fin de año a estatales, jubilados, beneficiarios de planes sociales, los plus salariales que negociaron los sectores privados y la exención parcial del aguinaldo del impuesto a las Ganancias.

Esa inyección de dinero ayudará a reactivar el consumo en la fecha más importante del año para los comercios y las familias.

Es importante pensar en una recuperación a partir del primer trimestre. Trasladarla al segundo es riesgoso, por eso es importantísimo que fin de año termine con resultados al menos prometedores.
Un resultado prometedor sería que las ventas crezcan o que las tasas de caída se reduzcan considerablemente.

 

Buenos Aires, 28 de diciembre de 2016

X
 
30/11/16 circular

Hay que preparar a nuestras empresas
para la nueva sociedad del conocimiento

Según los futuristas, las próximas industrias desarrollarán drones, sensores, impresión 3D, el big data, los criptomercados, las microredes, biofábricas, vehículos sin conductor y nanotecnología, entre otras innovaciones, siendo áreas donde predominan los emprendedores.

Según los futuristas, las próximas industrias desarrollarán drones, sensores, impresión 3D, el big data, los criptomercados, las microredes, biofábricas, vehículos sin conductor y nanotecnología, entre otras innovaciones, siendo áreas donde predominan los emprendedores.

Vivimos en una sociedad con tecnologías más inteligentes, donde la velocidad del progreso tecnológico nos obliga a pensar cómo vamos a prepararnos para enfrentar el futuro que se anticipa. ¿En qué van a trabajar los chicos que hoy comienzan su educación básica si no los preparamos para ello? ¿Cómo crecerá la economía si los empresarios del agro, el comercio y la industria no se adecúan a esta nueva sociedad del conocimiento?

Según el World Economic Forum, el 65 % de los niños que ingresan hoy a la escuela primaria van a trabajar en empleos que todavía no existen. En tanto, Thomas Frey, uno de los gurúes de empleo más reconocidos del mundo, pronosticó que para el año 2030 habrán desaparecido más de 2000 millones de puestos de trabajo. Pero lejos de ser un evento catastrófico, los especialistas en empleo lo ven como una nueva oportunidad que se abre, porque con el declive de algunas labores otras cobrarán más importancia.

Hay que potenciar las habilidades entre los jóvenes y adultos de la Argentina para acercarlos al nuevo mundo productivo que llega con esta Cuarta Revolución Industrial de la que estamos siendo testigos. La ciencia ya nos está marcando algunos caminos. En los próximos años aparecerán nuevas industrias, nuevos empleos y las sociedades van a tener que desarrollar las habilidades para esos empleos.

Según los futuristas, las próximas industrias desarrollarán drones, sensores, impresión 3D, el big data, las criptomonedas y los criptomercados, las microredes biofábricas, vehículos son conductor, máquinas automáticas, nanotecnología entre muchísimas otras innovaciones. Eso es positivo porque en todas esas áreas predominan los emprendedores.

El Banco Mundial nos está advirtiendo que el 60 % de los empleos actuales en la Argentina son sustituibles por máquinas. Y entonces cuando miramos el futuro tenemos que pensar en formar emprendedores para hacer frente a las paradojas planteadas.

Esta Cuarta Revolución Industrial nos puede encontrar desprevenidos o preparados para sacarle frutos. Prepararnos es formar el talento, es desarrollar nuevas habilidades y es impulsar el espíritu emprendedor. El Estado debe tomar un rol activo para anticiparse a este futuro tan cierto como incierto que viene con mayor y mejor planificación.

X
 
31/10/16 noticia

La AFIP pierde $16.000 millones por la venta en negro

Mientras la presión fiscal sobre las Pymes es récord, el Estado y las provincias se perderán de recaudar más de $16 mil millones este año solo por la venta final de productos ilegales en las calles y en las saladitas. A ese monto hay que sumarle toda la cadena de evasión que se produce en las instancias de producción intermedias y en el empleo.

Mientras la presión fiscal sobre las Pymes es récord, el Estado y las provincias se perderán de recaudar más de $16 mil millones este año solo por la venta final de productos ilegales en las calles y en las saladitas. A ese monto hay que sumarle toda la cadena de evasión que se produce en las instancias de producción intermedias y en el empleo.

La situación es paradójica: por un lado, la presión fiscal sobre las empresas chicas y medianas, y especialmente sobre el comercio, se ha ido incrementando agresivamente en los últimos años. Por otro, florecieron los mercados informales generando montos de evasión altísimos que termina pagando el sector formal con más carga de impuestos.

La explicación tiene su evidencia. Según las cifras oficiales, la presión fiscal en los tres niveles de gobierno (Nación, provincias y municipios) ascendió al 34, 5% del Producto Interno Bruto (PIB) el año pasado. Si se realiza esa medición sobre el PIB formal, es decir, sobre la masa de producto que paga impuestos, la cifra supera el 54%.

Uno de los focos de evasión es justamente el comercio ilegal. Lo que se vende en las saladitas y a través de los manteros en la calle no solo perjudica al comercio que cumple quitándole ventas, sino que los obliga a pagar más impuestos y le resta recursos fiscales al Estado.

Buenos Aires, 31 de octubre del 2016

X
 
28/09/16 noticia

Donde hay monopolios y abusos hay que legislar

En la política económica no sirven las exhortaciones, donde hay monopolios u oligopolios la única forma de bajar precios, evitar los abusos de los grupos concentrados y ser competitivos es aplicando las leyes necesarias y concretas. 

En la política económica no sirven las exhortaciones, donde hay monopolios u oligopolios la única forma de bajar precios, evitar los abusos de los grupos concentrados y ser competitivos es aplicando las leyes necesarias y concretas.  En este sentido, CAME nació como un antídoto contra la concentración económica de los grandes grupos que imponen condiciones y precios abusivos a las Pymes y les quitan mercados.

Hay muchas entidades gremiales que dicen que son Pymes, pero si las miramos por dentro vemos que en su conducción hay grandes concentraciones económicas que toman decisiones para defender los intereses de los grandes y no de las entidades asociadas. CAME no tiene ningún partidismo y la prueba está en la confianza reciente que dieron los senadores de todos los partidos en apoyar la modificación a la Ley de Tarjetas de Crédito, para reducir las comisiones a los comercios.

La industria necesita mejor financiamiento, incorporar tecnología para ser más competitiva, reducir la carga tributaria de la Nación, provincias y municipios, y protección frente a las colocaciones de los excesos de producción que hacen otros países a cualquier precio en nuestros mercados.

 

 

Buenos Aires, 28 de septiembre de 2016
X
 
12/09/16 noticia

Las franquicias son un cambio paradigmático
en los negocios

Argentina tiene muchísimas empresas en condiciones de desarrollar franquicias pero se necesitan políticas de mayor promoción. Hay que impulsar el uso, el desarrollo y la exportación de este esquema de negocios con más convicción sobre sus ventajas.

Argentina tiene muchísimas empresas en condiciones de desarrollar franquicias pero se necesitan políticas de mayor promoción. Hay que impulsar el uso, el desarrollo y la exportación de este esquema de negocios con más convicción sobre sus ventajas.

Las franquicias son un cambio paradigmático en el modelo tradicional de negocio y ciertamente revolucionan el sistema de comercialización moderno. Pero a la vez, esa cualidad se la da justamente la alta participación que tienen las pequeñas empresas.

Cuando comenzó la movida del franchising, muchos temían que termine siendo un sistema captado por grandes firmas que dominen el mercado y los canales de comercialización. Sin embargo, eso no fue así, porque este formato abrió puertas a los comercios más chicos que los que ponen un equilibrio.

Cada vez más pequeños comercios con éxito se lanzan a desarrollar sus propias franquicias, permitiendo que empresarios menos experimentados, menos deseosos de asumir riegos, con menos capital, o con menos tiempo para dedicarse a desarrollar su negocio ingresen en esquemas ya aprobados.

Para el desarrollador de la franquicia es una forma de hacer grande un negocio en pequeñas unidades. Así, al sistema de franquicias se le sumaron minifranquicias, tiendas móviles como Baby Pop, que vende pochoclo y helado, y proyectos que ganan reconocimiento.

Según la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias, a través de este sistema comercial se vende el equivalente a 2 % del PBI. En tanto, recuerdo que en 2015 se puso en marcha el Código Civil y Comercial que despejó zonas grises sobre la relación de franquiciantes y franquiciados, y será un impulso adicional para la actividad.

X
 
27/07/16 circular

La Ley Pyme trae alivio fiscal pero hay que seguir
ordenando los impuestos

La presión fiscal a las Pyme ha crecido descontroladamente desde 2003 y se volvió un costo muy difícil de absorber para las empresas.

La presión fiscal a las Pyme ha crecido descontroladamente desde 2003 y se volvió un costo muy difícil de absorber para las empresas. Las subas son a todo nivel, no sólo nacional. Desde 2010 casi todas las provincias subieron ingresos brutos o eliminaron exenciones, y los municipios han incorporado una cantidad incontable de tasas y sobretasas.

La queja de los empresarios tiene sentido: el costo impositivo es uno de los de mayor incidencia en la Pyme. Según los empresarios, se lleva hasta 60% de sus márgenes brutos.

La carrera por los impuestos se acentuó a partir de 2008-2009, cuando muchas provincias y municipios comenzaron a tener dificultades serias para financiar sus gastos corrientes. Una solución fue la incorporación de nuevos y más gravámenes.

Un relevamiento realizado por CAME el año pasado en las 24 jurisdicciones y en 100 municipios del país encontró, por ejemplo, que en la industria casi todas las provincias eliminaron las exenciones, y en el caso del comercio minorista hubo 15 provincias que aplicaron subas de entre 16 y 80% en la tasa general.

Por eso, la nueva ley trae un alivio importante para las empresas, pero hay que seguir trabajando en bajar el costo fiscal y, sobre todo, en ordenar el desbarajuste que hay entre jurisdicciones, donde los impuestos se superponen y una empresa termina pagando doble o triple carga.

 

Buenos Aires, 27 de julio de 2016

X
 
04/07/16 noticia

Las empresas enfrentan la coyuntura económica más difícil en 12 años

Desde la crisis de 2001-2002 no se veía un escenario tan difícil para las Pyme. A las caídas de ventas, se suman subas extraordinarias de costos y las altas tasas de interés, que obliga a muchos empresarios a replantear su negocio. Hay Pyme que con mayor liquidez encuentran estrategias para crecer, pero la mayoría lucha por su supervivencia.

Desde la crisis de 2001-2002 no se veía un escenario tan difícil para las Pyme. A las caídas de ventas, se suman subas extraordinarias de costos y las altas tasas de interés, que obliga a muchos empresarios a replantear su negocio. Hay Pyme que con mayor liquidez encuentran estrategias para crecer, pero la mayoría lucha por su supervivencia.

Las Pyme atraviesan una de las coyunturas económicas más difíciles en 12 años, y muchos empresarios están peleando por su supervivencia en un mercado que se viene achicando con la recesión. Si bien desde que la Argentina inició su ciclo de recuperación económica, en el año 2003, hubo periodos difíciles –como lo fueron los años 2008 y 2009 con la crisis del campo y la crisis financiera internacional, o el año 2014–, en la actualidad se combinan diferentes problemáticas complejas que ponen en jaque al empresario.

Es que además de la caída en la demanda hay una suba agresiva en los costos de producción, y las tasas de interés altísimas, que hacen inviable el negocio de cualquier empresa. Para ejemplificar, basta mencionar el aumento reciente en las tarifas, hay muchísimas empresas que recibieron aumentos mayores al 1000 %, algunas de hasta 2500 %, y aunque luego se puso un tope y se dieron posibilidades de postergar los pagos, aquellas que no tienen liquidez no pueden pagar sus facturas.

Es cierto que la recesión actual encuentra, en general, a las empresas con bajos niveles de inversión luego de varios años de incertidumbre y, por lo tanto, con bajos niveles de productividad. Eso complica más las cosas, sobre todo cuando se quiere exportar o competir con firmas más grandes.

Sin embargo, el contexto tampoco ayuda, incluso aquellas empresas que tienen mejor posición financiera hoy dan pelea todos los días por sortear la crisis. Hay medidas que viene implementando el gobierno que ayudan, como la Ley Pyme, pero hay que trabajar en reactivar la demanda para que aumenten las ventas y el empresario pueda comenzar a recuperarse.

X
 
27/05/16 noticia

LAS GRANDES EMPRESAS ABUSAN DE LAS MÁS CHICAS

Las grandes empresas suelen usar su poder de mercado para establecer condiciones de compra y venta desventajosas para la Pyme. Muchas pequeñas empresas se ven en riesgo frente a ese tipo de relaciones y ese abuso sobre los proveedores termina, inevitablemente, perjudicando a los consumidores.

Las grandes empresas suelen usar su poder de mercado para establecer condiciones de compra y venta desventajosas para la Pyme. Muchas pequeñas empresas se ven en riesgo frente a ese tipo de relaciones y ese abuso sobre los proveedores termina, inevitablemente, perjudicando a los consumidores.

Las Pyme son rehenes de las conductas abusivas de las grandes empresas y de los hipermercados que imponen precios y condiciones de venta que siempre perjudican a los eslabones más débiles.

La situación no es nueva. No me refiero solo a las políticas de precios que perjudican a las Pyme y a los consumidores, sino también a las condiciones desventajosas que les imponen las grandes firmas a las más chicas en las relaciones comerciales cotidianas. Desde la postergación de los pagos que hacen los hipermercados a sus proveedores Pyme – que en momentos de especulación financiera incluso se postergan más – hasta los no ajustes de precios – en los que se condena al proveedor a vender por márgenes mínimos -, los cobros de adicionales por colocar productor en punta de góndola y la devolución de mercadería rota en el local comercial para que se haga cargo la empresa.

Las que menciono son solo algunas de las prácticas cotidianas más visibles, pero la lista es mucho más larga. Y la pregunta que surge de esto es: ¿por qué una empresa Pyme acepta venderle a una grande cuando las condiciones terminan siendo siempre crueles?

Muchas veces sucede que se ve obligada por las condiciones de mercado, y porque vendiendo a una gran empresa se asegura cantidad aunque los estudios confirman que esa relación termina siempre poniéndolas en riesgo.

X
 
03/05/16 noticia

Las PYMES argentinas son especialistas en supervivencia

Todos sabemos que las PYMES hacen un gran aporte al desarrollo y que son el corazón de la economía, pero ni el Estado ni los gobiernos locales terminan de comprender la necesidad de asistirlas y, menos aún, de cómo hacerlo.

Todos sabemos que las PYMES hacen un gran aporte al desarrollo y que son el corazón de la economía, pero ni el Estado ni los gobiernos locales terminan de comprender la necesidad de asistirlas y, menos aún, de cómo hacerlo. Ese es uno de los motivos por los cuales las políticas dirigidas a las pequeñas y medianas empresas no terminan de tener consistencia en Argentina.

La situación es muy diferente en los países europeos, donde las PYMES son prioridad en la agenda de los gobiernos y, en épocas de coyunturas difíciles, automáticamente se definen políticas de estímulo para amortiguar el impacto. Lo hicieron Alemania, Inglaterra, Francia, Italia, Hungría y muchas otras economías durante la crisis de 2008. Esas políticas, lejos de terminarse, continuaron hasta la actualidad.

• DIFERENCIA •

En Argentina y en América Latina en general es distinto porque las empresas más chicas se ven expuestas permanentemente a coyunturas inestables, y deben enfrentar en soledad largos períodos de caídas en los niveles de demanda interna sin que se tomen medidas para asistirlas.

Eso las llevó a desarrollar una característica particular: posiblemente por tanta historia de crisis, nuestras PYMES se han convertido en expertas en supervivencia. El empresario, antes de bajar los brazos, se las ingenia para sobrevivir. Parte de la vida de la pequeña y mediana empresa nacional ha sido y es el tener que ser rentable en los contextos más duros. Si solas han logrado tanto, imaginemos todo lo que harían si fueran bien apuntaladas desde el Estado.

X
 
05/04/16 noticia

Los jóvenes son el capital más importante de un país

Los jóvenes son el capital humano más importante de un país. Son los que, con su creatividad sin límites y su espíritu apasionado, desarrollan nuevas ideas, muchas de las cuales se convierten en transformaciones capaces de cambiar la vida de la humanidad.

Los jóvenes son el capital humano más importante de un país. Son los que, con su creatividad sin límites y su espíritu apasionado, desarrollan nuevas ideas, muchas de las cuales se convierten en transformaciones capaces de cambiar la vida de la humanidad. Son ellos los que marcan el ritmo de los nuevos proyectos, los que tienen la valentía de emprender sin importar los riesgos y la fuerza soñadora para convertir una idea en una empresa que compita con los grandes actores del mercado.

Hay una tendencia mundial al emprendedurismo y el autoempleo. Además, se comienza a emprender a edades cada vez más tempranas. Hace falta apoyarlos para reducir riesgos y potenciar sus fortalezas.

Esa tendencia nos obliga a pensar en nuevas tipologías de relaciones laborales, a adecuar los sistemas de educación a esta nueva cultura, que es la cultura del joven que prefiere ser emprendedor a ser asalariado y a desarrollar mejores instrumentos de promoción del joven emprendedor para que vea potenciada y no coartada su iniciativa.

X
 
25/02/16 noticia

Con los centros comerciales abiertos ganan las PYMES,
la ciudad y su gente

Al compás de una tendencia mundial que promueve el consumo responsable, centenares de espacios comerciales a cielo abierto ya se inauguraron en la Argentina, y hay decenas de proyectos en provincias y municipios para seguir expandiéndolos.

Al compás de una tendencia mundial que promueve el consumo responsable, centenares de espacios comerciales a cielo abierto ya se inauguraron en la Argentina, y hay decenas de proyectos en provincias y municipios para seguir expandiéndolos. De modo que los Centros Comerciales a Cielo Abierto están creciendo con mucha velocidad en todas las ciudades del país.

Uno de los motivos de este fenómeno es que existe una tendencia entre los consumidores a salir del shopping para caminar al aire libre en centros comerciales abiertos, donde puedan combinar consumo con ocio y contemplar el paisaje urbano.

Por eso, entidades como CAME llevan a cabo alianzas con comercios y municipios para desarrollar espacios urbanos que respeten la fisionomía e identidad del barrio, lo embellezcan y permitan mejorar las ventas de las PYMES.

Los centros comerciales a cielo abierto priorizan el equilibrio urbano, la sustentabilidad, y la historia y cultura de las ciudades. Lo hacen con una lógica bienetarista, opuesta a la de los grandes shoppings que sólo buscan ganancias altas y ligeras, sin importar qué se construye o destruye para obtenerlas. Con los centros comerciales abiertos ganan las PYMES, la ciudad y la gente.

Europa

En muchas ciudades europeas, los centros abiertos desplazaron a los shoppings e hipermercados al promover mercados de consumo responsable, algo buscado por los consumidores del viejo continente.

En Argentina, el auge se debe al esfuerzo conjunto de las cámaras y federaciones del país por imponer un concepto comercial donde se fortalezca a las PYMES, que son las que generan empleo, invierten y crean riqueza.

X
 
07/12/15 noticia

Para tener pobreza cero, hay que tener la industria a pleno

Si no se protege a la industria, nos invadirán las importaciones y nos quedamos sin trabajo. Si queremos pobreza cero, necesitamos la industria a pleno.
My document title

Si no se protege a la industria, nos invadirán las importaciones y nos quedamos sin trabajo. Si queremos pobreza cero, necesitamos la industria a pleno. El reemplazo de las DJAI por un Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI), como anunció el Ministro de la Producción, Francisco Cabrera, es una medida positiva que, si se aplica sabiamente, resolverá  los problemas para importar insumos y continuará protegiendo a la industria local.

Positivo
Hasta el momento, las medidas anunciadas han sido bien recibidas por las PYMES. Se eliminaron las retenciones al agro y a la industria, que era algo muy reclamado, y se levantó el cepo, que generaba tanto malestar y complicaciones. Las empresas regionales tienen problemas de competitividad y el fin de las retenciones es un paso adelante. El levantamiento del cepo es una medida de riesgo y hay que esperar que tenga buen impacto.
Aunque todo es incipiente, también hubo novedades para el comercio: se prolongó el programa Ahora 12, que puede ser fundamental para sostener el consumo en los próximos meses. Las ventas minoristas subieron 2% en 2015, y al menos 1 punto de ese aumento se debe a ese programa.
Si bien hay mucho por hacer en la economía argentina, las PYMES finalizaron el año con algunas noticias alentadoras, y eso las predispone con optimismo para enfrentar el 2016.
X
1 2 3 4 >
Mostrar resultados de 38
Ver versión de escritorio